El comité de empresa de FHC reclama para sus trabajadores la subida salarial del 0,9% «aplicable por ley al sector público»

Junto a esta denuncia pública anuncia una denuncia judicial para conseguir que se les abonen estas y otras cantidades que se les adeudan

Fundación Hospital de Calahorra vista general copia
Fundación Hospital de Calahorra

La gestión autónoma de Fundación Hospital de Calahorra (FHC) como entidad no integrada en el Sistema Riojano de Salud a efectos económicos podría ser la razón por la que este centro sanitario no ha aplicado al salario de sus trabajadores el incremento del 0,9% que se ha legislado para todo el sector público desde enero del año en curso.

Esta es la razón de que el comité de empresa del Hospital de Calahorra haya protestado a través de una nota de prensa en la que dice que «FHC es la única entidad de todo el sector público de La Rioja (y de España) donde no se ha aplicado el incremento retributivo anual del 0’9%, imperativo por Ley«. Para este comité no debe olvidarse que pese a ser una fundación, el Hospital de Calahorra «es íntegramente público, su sostenimiento económico proveniente de los presupuestos generales de La Rioja y en último término de los bolsillos de todos».

Especifican también que el Salario Base mensual del 31% de la plantilla es de 1.215 euros brutos, por lo que el incremento retributivo legal supondría tan solo 0’36 euros diarios (apenas 11 euros mensuales) para ese grupo; si bien es cierto que los salarios brutos anuales oscilan entre los 15.968,51 euros de los celadores a los 51.231,26 de los médicos especialistas. También comentan que «esos directivos amateurs que nos colocan en este hospital y que no saben hacer la ‘O’ con un canuto se embolsan más de 62.000 euros anuales».

A la hora de buscar responsables, el comité de empresa señala al Patronato de FHC y a la Consejería de Salud, de quien dice mantiene un comportamiento «inaudito (…) al repetirse el caso por segundo año consecutivo».

Los representantes de los trabajadores del hospital interpretan que con la denegación del incremento salarial «se está intentando castigar a la plantilla de FHC por ‘desobediente’, por no sumisa, por mantener una actitud de crítica constructiva y de transparencia respecto de la actual gestión política, a veces criticable».

A propósito de la rebeldía de FHC el comité de empresa de este centro sanitario señala que su actitud crítica contra las carencias e incumplimientos en la gestión de FHC es la misma que en el pasado –con el Gobierno popular en el Gobierno de La Rioja– cosa de la que podemos dar fe los medios de comunicación.

En su escrito mencionan que la labor sanitaria responde en buena medida a un componente vocacional pero señalan que «no es menos cierto que trabajamos a cambio de un salario que necesitamos para vivir nosotros mismos y proveer de lo necesario a los nuestros. Como todos».

La plantilla estructural de FHC –el mínimo imprescindible para atender la cartera de servicios actual, según la propia FHC– se sitúa a fecha de hoy en 435 personas. Sin embargo el comité de empresa estima que la plantilla real total (personas), computando titulares y sustitutos temporales y/o de refuerzo, supera ampliamente las 500, «lo cual, en términos de empleo, hace de FHC la mayor ‘empresa’ de toda La Rioja Baja».

El comité de empresa se refiere a estos argumentos como una «denuncia pública» pero habla también de una «denuncia judicial anunciada» con la que espera que el incremento se haga visible en la nómina de junio y recuerda que se les adeudan «otras cantidades salariales del ejercicio anterior que también reclamarán «por vía judicial».