El Grupo Scout renuncia a la cesión de ‘Casa del cochero’ a cambio de ocupar el edificio de la Enramada

casa del cochero
casa del cochero

El pleno del Ayuntamiento ha aprobado hoy la aceptación de la renuncia del grupo Scout Nuestra Señora de Guadalupe a la cesión de uso gratuita del inmueble municipal la “Casa del Cochero” renuncia que ha contado con los votos favorables de los concejales del PP, VOX e IU.

A cambio de esta renuncia el Ayuntamiento de Calahorra cede al Grupo Scout el edificio propiedad municipal sito en la calle Enramada 1 (antiguo conservatorio). Hasta ahora el grupo Scout ocupaba la segunda planta de este edificio y de este modo, dispondrán de todo el inmueble, salvo el piso superior destinado a Aula de Cocina.

Los scouts podrán así ampliar sus instalaciones en el mismo local que actualmente ocupan y que se les ha quedado muy pequeño para albergar al centenar de familias asociadas en Calahorra. Además, aunque ya no podrán disfrutar de la gran área de esparcimiento que hubieran tenido en la plaza de la Catedral y parque del Cidacos, tampoco tendrán que realizar el fuerte desembolso económico necesario para remozar el edificio.

Fue el Ayuntamiento el que propuso la renuncia al Grupo Scout, ya que tiene previsto  retomar el proyecto para el que fue restaurada hace ya veinte años, la «casa del cochero», edificio que deberá ser nuevamente rehabilitado.

Por otra parte, se ha desestimado la alegación presentada por el grupo municipal socialista al reglamento regulador del servicio de apoyo a la conciliación familiar “Aulas para la conciliación”, dirigidas a familias con hijos/as de 3 a 13 años y se ha aprobado definitivamente la modificación del Reglamento de este servicio.

La modificación tiene como objetivo «favorecer la conciliación familiar y laboral en familias donde uno de los dos progenitores se encuentre en situación de ocupación laboral y unidades familiares en la que ambos se encuentren laboralmente activos».

Para el PP ésta es la prinicipal razón de ser de este servicio, mientras para el PSOE tendría una carácter más social, de protección a familias con menos recursos. Los populares priorizan a aquellas personas que estén trabajando sobre aquellas que se encuentren en situación de desempleo, «ya que los padres y madres trabajadores tienen más difícil la conciliación laboral y familiar».

Así las cosas, el actual reglamento amplía el número de destinatarios que pueden acceder a este servicio y se sumarán a los colectivos ya incluidos actualmente en el Reglamento: familias monoparentales, mujeres víctimas de violencia de género y otras formas de violencia, mujeres desempleadas de larga duración y mayores de 45 años, unidades familiares con personas a cargo y personas con renta igual o inferior a 2 veces el IPREM mensual (atendiendo a los ingresos correspondientes al mes anterior a la solicitud).

Asimismo, el baremo de acceso cambia, de modo que las familias con dos progenitores trabajadores y las familias monoparentales contarán con 1,5 puntos al igual que las personas con renta igual o inferior al salario mínimo interprofesional. La misma puntuación que ya recibían las víctimas de violencia de género y otras formas de violencia contra la mujer.

El Ayuntamiento de Calahorra ofrece este servicio, financiado con los fondos del Plan Corresponsables del Ministerio de Igualdad.

Este Reglamento entrará en vigor en la próxima convocatoria del servicio de apoyo de las “Aulas para la conciliación”.

En otro orden de cosas, las tres mociones propuestas por los concejales del PSOE relativas a continuar con la actuación del entorno del yacimiento arqueológico de “Las Medranas” y su musealización, a crear una zona verde en el solar del antiguo cuartel de la Guardia Civil y a defender y garantizar la calidad de la asistencia sanitaria del Hospital de Calahorra no han salido adelante.