El Pleno aprueba una modificación de créditos para elevar hasta 307.000 euros las ayudas a empresas y comercios afectados por la crisis

El Pleno ordinario del mes de octubre, celebrado en la tarde noche de ayer aprobó una  modificación de crédito con objeto de ampliar las ayudas a las empresas y comercios de Calahorra afectadas por la crisis del coronavirus.

La sesión tuvo un curioso comienzo, pues a la ausencia de los concejales Luis Bella (Cs) y Mónica Arceiz (PP) por confinamiento, se unía el toque de queda. Por esta razón, la alcaldesa, Elisa Garrido, advirtió que los asistentes que no se encontrasen en el ejercicio de su trabajo –el público espectador– debía abandonar antes de las 23 horas la sala del Centro Joven Municipal en la que se desarrollaba la sesión. Esto no fue necesario toda vez que el Pleno, que transcurrió bastante ligero, finalizando hacia las 22 horas.

En la modificación de crédito –que hace la número cinco de este ejercicio– se aprobó la transferencia de 162.000 euros. Esta cantidad, unida a la partida de 145.000 euros aprobada en el Pleno ordinario del 29 de junio, eleva a un total de 307.000 euros las ayudas a empresas afectadas por la crisis del Covid-19.

La cantidad ahora añadida se obtiene detrayendo partidas que figuran en el Presupuesto General Municipal de este año pero que no se van a emplear debido precisamente a las medidas para la prevención del contagio del Covid, como son contrataciones para el Teatro Ideal, festejos, etc.

De esas partidas no ejecutadas se obtienen 87.000 euros y para completar la cantidad hasta los 162.000 euros se transferirán 75.000 euros de remanentes de Tesorería.

Todos los grupos políticos votaron a favor de esta modificación de crédito excepto el PP que se abstuvo por considerar, como ya expresara en su día, que el programa de ayudas municipales a empresas, comercios y servicios afectados por la crisis “es cicatero (…) a pesar de que disponían de 9.800.000 euros de remanentes que dejamos en las arcas municipales y con los que podían haber acometido un plan ambicioso que pudiera atender todas las solicitudes”.

Así lo afirmó el popular Luis Martínez-Portillo que definió el plan de ayudas como un “cúmulo de despropósitos (..) imprevisión (…) y parcheo”. Martínez-Portillo vino a decir que aún no sabemos a quien se le va a dar ayudas ni en qué cuantía, por lo que, según vino a decir, tampoco le quedaba claro que la cantidad propuesta en esta modificación de créditos fuera la necesaria. También señaló el portavoz del PP que “estamos a octubre y muchos de los que solicitaron ayudas no las han recibido todavía”.

El resto de grupos recordaron al PP que la primera partida se habilitó con idea de ampliarla en cuanto fuera posible, como se ha hecho ahora. Por su parte, la alcaldesa, Elisa Garrido intervino al final del debate para negar el retraso en la entrega de ayudas sosteniendo que si no se han dado es porque se está haciendo “un ímprobo trabajo por parte de la agente de Promoción Económica” para documentar y entregar las ayudas a todos los solicitantes en igualdad de condiciones y plazos, según se pudo entender.

ORDENANZA FISCAL DEL CATA

Tras aprobarse por unanimidad la cesión del puesto 1A del Mercado de Abastos a la mercantil Martínez y Raso SL, se abordó con mucho menos entendimiento la ordenanza fiscal del servicio del Centro de Acogida Temporal de Animales (CATA).

A su aprobación inicial se opusieron el PP, Cs y Vox, siendo los concejales del partido naranja los más críticos al considerar que se estaban aprobando las condiciones para un centro de acogida temporal “que no va a funcionar así”. Lo dijo Cristina Moreno, quien, como hiciera en un Pleno anterior, preguntó “qué clase de centro de acogida es este que ni siquiera contempla la posibilidad de adopción”. Moreno dibujó el CATA como un centro de transición de perros hacia el centro de animales de Logroño.

Por el PP, David Antoñanzas, también fue crítico y dijo que todo en torno al CATA se ha hecho “para no molestar al Gobierno de La Rioja”.

Así las cosas, la ordenanza se aprobó, con carácter inicial, con los votos de la coalición de Gobierno formada por PSOE e IU.

AGUA Y REGLAMENTO DE RÉGIMEN INTERNO PARA INSTALACIONES DEPORTIVAS MUNICIPALES

Con los votos de estos dos partidos y la abstención del resto, se aprobó también provisionalmente la ordenanza reguladora de la prestación patrimonial de carácter público no tributario por el abastecimiento de agua. Este punto incluía la revisión de tarifas que se hace con arreglo al IPC acumulado del mes de septiembre, por lo que baja un 0,4 por ciento.

Vox y Ciudadanos se abstuvieron en el punto siguiente del orden del día que se dedicó a la aprobación inicial del nuevo reglamente de régimen interno del Complejo Polideportivo Municipal La Planilla y modificación del actual reglamento de las instalaciones deportivas del Ayuntamiento de Calahorra (IDAC). Éste salió adelante con los votos favorables de PSOE, PP e IU.

El Pleno se completó con las mociones –dos del PP, una de IU y una de Vox– que oireceremos en pieza separada.

 

CLASES PARTICULARES BANNER