Las obras de consolidación del muro de San Francisco, próximas a comenzar

El convenio para su financiación ha sido actualizado, modificando el porcentaje que aportarán las administraciones regional y local sobre un presupuesto que supera los 440.000 euros

muro San Francisco
El muro de San Francisco junto a la plaza Ricardo Díaz Palacios

Hoy se ha firmado el acta de replanteo de las obras de “Refuerzo del muro del antiguo convento de San Francisco y adecuación de su entorno”; su rúbrica da por comenzados los trabajos y por tanto empieza a contar el plazo de ejecución, que en este caso es de seis meses.

El documento escrito formalizado hoy refleja los datos de la edificación del proyecto que pasa por ser, junto con una nueva estación de autobuses, la musealización de la cloaca romana y la creación de la variante Este –aún no realizadas– la obra más largamente anunciada de cuantas se recuerdan en Calahorra. 

Fue en el segundo lustro del siglo XXI cuando en sucesivos presupuestos regionales se prometieron inversiones para esta obra que se ejecutará en virtud de un convenio del Gobierno de La Rioja con el Ayuntamiento de Calahorra. O mejor dicho los convenios, toda vez que el primero figura en nuestra hemeroteca en marzo de 2015 y el segundo en abril de 2018. Según datos del Equipo de Gobierno Municipal, “el comienzo inminente de la obra fue anunciado en 2013 para ejecutarse en 2014″.

Sucesivos replanteamientos presupuestarios primeramente y posteriormente la falta de coincidencia entre técnicos municipales y de la comunidad dieron lugar a un larguísimo retraso que todo indica que finalizará ahora. Así lo dice el Ayuntamiento al hacer referencia a “un proceso de trabajo conjunto con el Gobierno de La Rioja desarrollado durante este último año” y por el que agradece “el trabajo de coordinación para llegar a una rápida solución”.

“La obra preveía su inicio durante el mes de marzo, pero se vio retrasada por la necesidad de modificar el proyecto inicial por motivos de seguridad. Estos motivos se fundamentan en la necesidad de incluir al proyecto de unos tirantes para asegurar el muro durante la ejecución de la obra, lo que supuso un paréntesis que además se vio ampliado de nuevo por el estado de alarma”, dice el Ayuntamiento.

La empresa Pavimentaciones Morales S.L. será la encargada de llevar a cabo la ejecución de las obras, que cuentan con un presupuesto de 441.591,41 euros.

Cabe recordar que el convenio contempla la cofinanciación de las obras por las administraciones regional y local, si bien los montantes han debido ser actualizados de modo que el Gobierno riojano aportará un importe mayor, pasando de los 240.000 euros iniciales a los 291.591,41 actuales. Así, el Gobierno de La Rioja pondrá el 66 % del capital y no el 60 % acordado previamente.

Por su parte, el Ayuntamiento aportará la cantidad de 150.000 euros, es decir, un 34 %; importe que engloba el coste de redacción del proyecto y dirección facultativa, así como el coste de ejecución de las obras de urbanización de la Plaza Ricardo Díaz Palacio, junto con su entronque con la calle del Horno.

Esta obra –dice el Equipo de Gobierno Municipal– se encuentra dentro del empeño por realizar las inversiones pendientes y que han sido postergadas en el casco antiguo, de manera que se mejoren y restauren los espacios urbanos llevando a cabo una transformación urbanística que afecta tanto al muro como a la zona adyacente con el propósito de conseguir un entorno agradable y acorde con el valor arqueológico de la zona”. 

El muro de San Francisco, que soporta el talud en el lateral de este templo, se encuentra catalogado como yacimiento arqueológico con grado de protección I (protección integral), lo cual exige determinadas obligaciones de conservación de elevada entidad, que afectan por un lado a la estructura y, por otro, al aspecto exterior de la zona.

Según el Ayuntamiento, desde los últimos días del mes de agosto han tenido lugar diversas actuaciones preparatorias previas a la fase de intervención directa en el muro, tales como el desbroce de las parcelas afectadas y retirada de distintos elementos singulares: “La fuente ubicada en el muro o  la estatua situada en la plaza Ricardo Díaz Palacio han sido retirados y se encuentran conservados en dependencias municipales”.