Maite Arnedo (Vox): “El gobierno socialista quiere apropiarse de los ahorros que provienen de los impuestos de los calagurritanos para devolverlos en un plazo de 10 años”

Considera que el acuerdo de la FEMP es "un nuevo abuso del Gobierno para requisar los remanentes municipales y destinarlos a sus gastos propios"

Maite Arnedo
María Teresa Arnedo, concejal de Vox en el Ayuntamieto de Calahorra

La concejal de VOX en el Ayuntamiento de Calahorra, Maite Arnedo, pide una convocatoria  “extraordinaria y urgente” de la Comisión de Hacienda para conocer los términos del pacto entre el gobierno central y la Federación Española de Municipios y Provincias sobre la utilización del superávit en los ayuntamientos.

A Vox le parece “llamativo” que el acuerdo haya prosperado con los únicos votos favorables de los municipios socialistas e incluso con la abstención de podemos y con el voto en contra del resto de representantes “dadas las curiosas dudas y motivos de inquietud”.

Mientras la alcaldesa de Calahorra destaca de esta nueva financiación que proporcionará la posibilidad de mejorar con nuevas inversiones, la interpretación de Vox es justamente la contraria: “El gobierno socialista quiere apropiarse de los ahorros que provienen de los impuestos de los calagurritanos para devolverlo en un plazo de 10 años”.

Abundando en esta idea añade que “la izquierda vende el acuerdo como una oportunidad de expropiar, cuando se trata en realidad de un nuevo abuso de las competencias del gobierno, que pretende servirse de este estado de incertidumbre para requisar los remanentes municipales y destinarlos a sus gastos propios”.

Vox también reprueba al Partido Popular ya que critica “que el gobierno exija que dichos ahorros se utilicen en desarrollar la agenda progre, asumida como propia del partido popular, una formación que realmente se muestra tan incapaz como los socialistas para reducir un solo céntimo de gasto público innecesario”. Sin embargo coincide con este partido en que “con esta medida, nuestra alcaldesa Elisa Garrido ha regalado los remanentes de nuestro ayuntamiento a Pedro Sánchez para ocultar las consecuencias de su nefasta gestión económica y sanitaria de los últimos meses”.

Vox dice no estar de acuerdo con que los ayuntamientos no puedan utilizar parte de su superávit. En este sentido,  aboga por permitir a los ayuntamientos destinar “más del 20 por ciento actual  a gastos de política social y sanitaria relacionados con la pandemia del COVID-19, como son los servicios de proximidad y atención a las personas, adquisición de medios de prevención o el refuerzo de partidas destinadas a las familias sin ingresos o recursos insuficientes”.