PP, Cs y PR aprueban en la FRM medidas alternativas al préstamo de los Ayuntamientos al Ministerio de Hacienda

Con los votos en contra del PSOE que en su día aprobó la transferencia de dinero municipal a las arcas del Estado

Federación Riojana de Municipios 2

La Junta de Gobierno de la FRM aprobó, en la sesión extraordinaria celebrada este martes, propuestas alternativas en el asunto del uso del superávit y los remanentes de tesorería por parte de los Ayuntamientos.

Las propuestas fueron aprobadas con los votos a favor de los representantes de PP, Cs y PR+, votando en contra los representantes del PSOE.

Los grupos ponentes de las medidas, defendieron que “el gran esfuerzo realizado por los Ayuntamientos durante la pandemia no se ha visto correspondido por el gobierno de España que no ha destinado recursos económicos en apoyo de las entidades locales en su lucha contra el virus y las negativas consecuencias del mismo”.

Por otra parte, señalan que “la única medida que ha tomado el gobierno central es permitir que las entidades locales puedan gastar una parte del superávit generado en 2019 para atender gastos urgentes derivados de la puesta en marcha de medidas sanitarias, sociales y económicas así como para financiar gastos de inversión en vehículos eléctricos o con etiqueta medioambiental CEO o ECO”.

No obstante creen se trata de “una medida insuficiente porque no supone una financiación adicional sino que las entidades locales hacen uso de sus ‘ahorros'”, porque no se no ha suprimido la obligatoriedad de cumplir todos los requisitos establecidos en la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera (LOEPSF)- y por tanto impide a muchas entidades locales hacer uso del superávit o les obliga a amortizar deuda, detrayendo recursos en la lucha contra la pandemia y los efectos de la misma- y porque además el gobierno establece en que pueden gastar o no su dinero, el dinero de todos los vecinos, las entidades locales”.

Así lo dicen en una nota de prensa en la que insisten en “la desigualdad que establece una medida que deja fuera a muchas entidades locales que al no contar con superávit quedan excluidas, por lo que provocará la división entre entidades de 1º y de 2ª, en un momento en el que hay que contar con todas y cada una de las administraciones públicas. Muchos Ayuntamientos de pequeños municipios –sigue diciendo la nota– quedan excluidos acentuando el problema de la “despoblación y el reto demográfico en el medio rural”, en un momento fundamental para apoyar al medio rural”.

“El Gobierno pretende que los Ayuntamientos le presten los ahorros acumulados con tanto esfuerzo durante los últimos 8 años y, a cambio, solamente permitir gastar, durante los próximos dos años, una tercera parte de un dinero que es de sus vecinos y exclusivamente en aquellas actuaciones que previamente ha definido el gobierno”, recuerdan los partidos que se oponen a esta decisión socialista.

Por todos estos motivos, la Junta de Gobierno de la FRM, a instancia de los representantes de Partido Popular, Ciudadanos y Partido Riojano, “aprobó, en defensa de la autonomía local, remitir al Ministerio de Hacienda las siguientes propuestas”:

1) Flexibilización de la Regla de Gasto y resto de reglas contenidas en la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera (LOEPSF) para que puedan disponer del 100% sus remanentes de Tesorería para lucha contra los negativos efectos del COVID-19.

2) Creación de un “fondo local” de 5.000 millones en ayudas directas e incondicionadas a las Entidades Locales para afrontar las consecuencias que se va a seguir produciendo el Covid-19 en los municipios así como para contribuir a la necesaria reactivación económica.