ReliEsMás recuerda al consejero de Educación que los profesores de religión católica están contratados y regulados por su departamento

El colectivo que defiende la asignatura en los colegios reacciona así a las últimas declaraciones de Pedro Uruñuela

ReliEsMás

La primera semana de febrero se creó en La Rioja el colectivo “ReliEsMás” como respuesta a la decisión de la Consejería de Educación de suprimir la la asignatura de religión católica en los colegios de la región.

Un grupo de familias y de profesores de religión católica reaccionaron así a lo que consideran “un atropello de los derechos de padres y profesores en una decisión unilateral” que ha sido contestada en varios comunicados. El último se refiere a las declaraciones del pasado miércoles 10 de febrero del consejero de Educación de La Rioja, Pedro Uruñuela, en las que afirmó que: “los profesores y profesoras de Religión no son profesores ni profesoras de la Consejería”. A este respecto, el colectivo ReliEsMás-LaRioja ha hecho una serie de aclaraciones que reproducimos íntegramente:

1.- “Los profesores que imparten las enseñanzas de las religiones en los centros públicos lo hacen en régimen de contratación laboral con las respectivas Administraciones competentes”, que en este caso es la Consejería de Educación de La Rioja (DA 3a de la LOMCE).

2.- “La determinación del contrato, a tiempo completo o a tiempo parcial según lo que requieran las necesidades de los centros, corresponde a las Administraciones competentes” (DA 3a de la LOMCE).

3.- El acceso al destino del profesorado de Religión Católica se hace “con arreglo a los criterios objetivos de valoración, que se estimen adecuados por la Administración competente y con respeto a los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad” (RD 696/2007 1 junio).

4.- La Consejería de Educación exige al profesorado de Religión Católica la misma titulación académica que al resto del profesorado según el nivel educativo en el que trabaja.

5.- El contrato de trabajo de este profesorado viene firmado por el propio Consejero de Educación y las nóminas son satisfechas por la misma Consejería que los contrata, según se puede comprobar en el contrato adjunto.

Por todo esto, afirmar por parte del Sr. Consejero que el profesorado de Religión Católica de la Escuela Pública no depende de la Consejería de Educación muestra o su desconocimiento de la situación laboral real de sus trabajadores y trabajadoras o su intención de desprestigiar la asignatura de Religión Católica y su profesorado, utilizando argumentos ya caducos y que no se ajustan en absoluto como bien se puede comprobar, a la situación real”.

ReliEsMás recuerda que “cerca de 28.400 alumnos eligen libremente cada año en nuestra Comunidad Autónoma la asignatura de religión católica”, y reclaman respeto para los 430 profesionales que la imparten.