Se autoriza la captura de conejos en zonas de seguridad de la AP-68 

Para evitar daños en los cultivos aledaños y en las propias infraestructuras de la autopista

conejos
El conejo es una de las especies cinegéticas que mayores daños produce en explotaciones agrícolas y en infraestructuras de todo tipo

La Consejería de Sostenibilidad, Transición Ecológica y Portavocía ha autorizado de manera excepcional la captura de conejos con hurón y redes (no con arma de fuego) junto a la autopista AP-68.

Esta propuesta tiene por objeto controlar las poblaciones estos lepóridos que causan daños en las fincas agrícolas que lindan con la autopista y en las propias infraestructuras de la autopista. Esto sucede precisamente porque las franjas de terreno junto a las carreteras son consideradas zonas de seguridad y por tanto no se puede cazar en ellas con escopeta, convirtiéndose en áreas de refugio en las que los conejos profileran en gran cantidad causando daños en las propiedades aledañas.

Ante esta circunstancia, la Dirección General de Biodiversidad, en colaboración con AVASA, la concesionaria de la autopista, ha impulsado esta iniciativa que correrá a cargo de los titulares de los cotos, recalcando que se permitirá sólo la modalidad de caza con hurón y con red para garantizar la seguridad viaria.

Esta medida estará vigente hasta el próximo 14 de marzo, aunque el Ejecutivo regional prevé prorrogarla coincidiendo con el comienzo de la nueva temporada de caza el 15 de marzo.

Las condiciones y los métodos en los que se ejecutarán los controles ya están a disposición de todos los terrenos acotados cercanos a la AP-68 que podrán beneficiarse de esta propuesta para contribuir a minimizar daños a los cultivos por fauna silvestre. Los interesados podrán remitir su solicitud a la Dirección General de Biodiversidad a través de la oficina electrónica del Gobierno de La Rioja o a través del correo electrónico: [email protected]

 

Otras medidas necesarias para minimizar los daños en cultivos

Hace tiempo que las organizaciones profesionales agrarias (OPAs) vienen reclamando de la administración más presión cinegética para controlar poblaciones de animales tales como jabalíes, corzos y conejos en explotaciones agrícolas y ganaderas.

Al respecto hay que recordar que La Rioja fue la única comunidad española que durante la pandemia no dio a la caza la consideración de actividad esencial cuando las demás ya lo habían hecho. En buena parte por esta razón se incrementaron notablemente las poblaciones de animales que se alimentan en cultivos produciendo severas mermas en la renta de los agricultores a pesar de que a última hora autorizó a cazar los guardas particulares de los cotos. El reducido número de personas autorizadas limitó la eficacia de la medida adoptada y como la propia consejería reconoce «los desplazamientos para el desarrollo de la actividad cinegética cuando las circunstancias epidemiológicas lo permitieron se autorizaron de manera excepcional«.

La Consejería de Sostenibilidad y Transición Ecológica terminó atendiendo la petición de las OPAs, que permitió la caza nocturna de conejo en casos excepcionales de sobrepoblación, «procurando en todo momento que primara el criterio de seguridad ciudadana y la compatibilidad con otros usos«.

Un ejemplo a imitar podría ser Aragón, comunidad en la que se autorizan con más frecuencia que en La Rioja los permisos especiales por daños y en la que el control de especies cinegéticas se realiza bajo una normativa y condiciones que aportan mucha más eficacia que en La Rioja.

Todas las medidas cinegéticas extraordinarias promovidas por el Ejecutivo regional para paliar la incidencia de los daños a los cultivos agrícolas ocasionados por fauna silvestre se han recopilado en la web del Gobierno de La Rioja: www.larioja.org/medio-ambiente/es/caza-pesca/caza-rioja/medidas-cinegeticas-extraordinarias-paliar-danos-agricultur

BANNER PLANTADECOR INVERFLOR