Agricultores y ganaderos, asfixiados por el encarecimiento energético piden medidas urgentes

El presidente de ARAG-ASAJA y los regantes riojanos de cinco comunidades, entre ellas la de Calahorra, piden la reducción del IVA, una tarifa diferenciada y la mejora de las infraestructuras

regantes y ARAG-ASAJA
José María Ruiz, de Las Planas Aldeanueva de Ebro (Izda.); Miguel Legarre, de la Comunidad General de Regadíos de Calahorra; Eduardo Pérez, presidente de ARAG-ASAJA; José Ignacio Bea, de Riego Rodado de La Rioja Baja; Borja García-Vaquero, de regantes del Najerilla; Juan Luis Martínez, de La Llana de Huércanos

El presidente de ARAG-ASAJA, Eduardo Pérez y los regantes riojanos de cinco comunidades de regantes, entre ellas la de Calahorra, han analizado esta mañana el impacto de la subida de costes energéticos para los agricultores y ganaderos.

Los miembros de las comunidades de regantes del Ebro, José Ignacio Bea; de la Comunidad de Regantes de Las Planas, José María Ruiz; de la Comunidad General de Regadíos de Calahorra, Miguel Legarre; de la Comunidad de Regantes La Llana, Juan Luis Martínez, de la Comunidad de Regantes del Sector Tercero del Tramo Tercero de la Margen Izquierda del Najerilla, Borja García-Vaquero, y el presidente de la organización agraria han denunciado la situación ‘alarmante’ de subida insostenible de costes energéticos durante el último año (un 600% según FENACORE), para los agricultores miembros de las comunidades de regantes y la ‘necesidad imperiosa’ de tomar medidas que ayuden a sobrellevar esta situación ‘que no tienen visos de estabilizarse ni de recuperarse’ en un corto o medio plazo.

Eduardo Pérez, ha manifestado la importancia del regadío para el mantenimiento de buena parte de las explotaciones agrícolas de La Rioja, «algunas de ellas en un riesgo claro de continuidad» por su dependencia del agua, como la zanahoria, guisante, alubia, patata, remolacha, los frutales y el viñedo.

Los regantes han explicado cómo les afecta en cada caso (por su ubicación, características y cultivos) la subida de los costes energéticos y han coincidido en la ‘urgencia’ de la implementación de medidas concretas.

Asimismo, y en un contexto de críticas de ciertos colectivos hacia el sistema de producción agrario y del gasto de agua que realizan, el presidente de ARAG-ASAJA ha denunciado los ataques que está recibido el sector y reclama empatía a la Administración para «que se pongan del lado del sector primario y de los profesionales que lo forman porque bastantes envites estamos sufriendo desde hace tres años».

Como medidas propuestas, Pérez Hoces ha destacado tres. Dos de índole económica que se refieren a la creación de dos tarifas diferentes para los regantes y una reducción del IVA para ellos. Y una tercera de construcción de infraestructuras de riego y de sistemas de optimización de la conducción del agua para evitar pérdidas de la misma.

 

 

banner RIVER NAVIDAD 2022