El Ayuntamiento extraerá los restos romanos hallados en la calle Eras invirtiendo casi 8.000 euros

Ante la evidencia de que las nuevas redes subterráneas de la reurbanización no pueden sortear los restos para evitar afectarlos

hallazgos arqueológicos C_ Eras copia
Los muros se suceden a lo largo de un tramo de la calle Eras

El Equipo de Gobierno Municipal ha decidido extraer parte de los restos romanos hallados durante la reurbanización de la calle Eras ante la evidencia de que el trazado de las nuevas conducciones subterráneas que han de instalarse no pueden sortear las antiguas estructuras encontradas.

LA BRÚJULA informaba aquí el pasado 5 de mayo de las piezas que ahora van a tratar de ser extraídas y que estaban constituidas por una serie de muros paralelos que podrían constituir las sucesivas pilas de decantación de agua para la terma norte de Calagurris.

La importante cantidad de restos asociados a estas termas localizados a lo largo de los años en otras obras realizadas permiten constatar que eran de grandes dimensiones ya que se calcula que ocuparían una superficie de unos 640 m2 y es muy probable que tuvieran un uso público. Fueron construidas en época Flavia (del 69 al 95 D.C.) y posiblemente abandonadas a mediados del siglo III D.C

El Ayuntamiento, que ha presupuestado la operación de rescate de las piezas en 7.986 euros dice que éstas fueron descubiertas el pasado 13 de abril. Tal y como anunció el Ayuntamiento entonces se decidió realizar una excavación en profundidad que permitiera conocer con detalle la naturaleza de estos restos que se encuentran en un cruce estrecho que soporta un importante tráfico entre las calles Eras, Pastores y San Blas.

El punto de partida fueron cinco alineaciones de muros dispuestos en paralelo y con orientación norte-sur, lo que supone una desviación en unos 70º respecto a la línea de fachadas de la calle Eras. Es decir, presentan una traza completamente diferente al actual viario. Los muros están realizados con hormigón romano (opus caementicium).

Los restos arqueológicos se encuentran muy afectados por las obras previas, de forma que cada muro presenta entre dos y tres fragmentos.

«Los técnicos del Ayuntamiento y el arquitecto director de las obras, han estudiado la posibilidad de modificar la cota y desviar las redes de saneamiento, pero se ha visto inviable –dice el Ayuntamiento– ya que las estructuras localizadas se sitúan en una cota superior a la necesaria para las obras y resulta inevitable que se vean nuevamente seccionadas por las redes de saneamiento planteadas».

Por este motivo, en esta ocasión, el Ayuntamiento de Calahorra ha optado por proceder a la extracción de los tramos necesarios para el cruce de las acometidas –»en lugar de destruirlos como se había hecho hasta ahora en obras anteriores»–  Posteriormente se podrá proceder a su reconstrucción y reubicación «para poder exponerse al público como la opción más realista, equilibrada y respetuosa con la historia de la ciudad».

Además, el Ayuntamiento favorecerá el conocimiento sobre estos restos de gran importancia para la ciudad realizando el marcado de los mismos en el pavimento final de la calle Eras y colocando en el entorno un cartel explicativo de este yacimiento arqueológico utilizando ortofotos.

Los restos han sido catalogados y podrán formar parte de un estudio posterior que conecte con otros estudios existentes sobre la zona y que pueda favorecer que la ciudadanía conozca mejor y de primera mano la importancia de los restos hallados en la calle Eras.

«Para la toma de esta decisión el Ayuntamiento ha coordinado al Jefe y Director de la obra, a los técnicos del servicio de urbanismo, a la empresa encargada de los trabajos arqueológicos y una empresa especializada de cantería especialista en la extracción de estos materiales con herramientas específicas para este trabajo», informa el Ayuntamiento.

El presupuesto total incluido seguimiento de obra para la extracción de estos restos ascenderá a 7.986 euros, incluyendo seguimiento arqueológico, labores de necesarias para la conservación, maquinaria auxiliar, trabajos de extracción y posterior conservación.

Por otra parte, el Ayuntamiento «quiere agradecer a los vecinos la paciencia que están demostrando con unas obras que dados los hallazgos arqueológicos encontrados están sufriendo retrasos en su ejecución» y dice que «la puesta en valor de nuestro patrimonio y el mejor conocimiento de nuestro pasado es un bien superior».