El CD Calahorra recurrirá el pago de 200.000 euros que le ha impuesto la FIFA

tomás bonilla

La FIFA ha ordenado al CD Calahorra que pague casi 200.000 euros euros a dos equipos argentinos en concepto de formación por el jugador delantero Tomás Bonilla que ha estado en el filial rojillo estas dos últimas temporadas.

El Atlético Rafaela II, equipo segunda categoría del fútbol argentino en el que jugó el joven delantero, le reclama 186.000 euros, a los que se sumarían otros 12.000 euros para el Florida, otro club argentino donde también militó el jugador en cuestión.

 

La FIFA basa su reclamación en que el Reglamento establece la obligación de pagar derechos de formación a los clubes donde se ha formado un jugador “cuando se inscriba por primera vez como profesional”.

Solo unos minutos de juego con primer equipo calagurritano en un partido en el año 2020 contra el Real Unión han podido ser el detonante de la reclamación. Sin embargo este jugador siempre ha estado con “ficha amateur” en el filial.

Así lo asegura el presidente del CD Calahorra, Tomás Lorente, quien afirma que en todo momento se ha actuado dentro de la legalidad, y que el jugador “jamás ha tenido ficha profesional”.

Lorente ha puesto el asunto en manos de los servicios jurídicos para preparar la apelación, y a pesar de la lógica preocupación que esto produce en la directiva, dadas las mermadas arcas del club, los directivos rojillos confían en que podrá demostrarse fácilmente que les asiste la ley revisando la documentación que obra en las distintas federaciones.

Tomás Bonilla (Clucellas. Argentina) tiene 23 años (7-04-1998), 1,87 de estatura y juega de delantero centro. Fichó por el Calahorra B el 1 de agosto de 2019 y acaba de terminar su contrato en el mes de junio.

CLASES PARTICULARES BANNER