En tramitación el Plan de Rescate COVID-19 que la Hostelería solicitó semanas atrás

Este documento ofrecerá ayudas por cierre total de los establecimientos y por reducción de facturación, además de ayudas de apoyo a la financiación”, según informa el Grupo de Trabajo integrado por representantes del sector que se ha reunido hoy por segunda vez

Como ya informamos días atrás, los hosteleros se han unido en un Grupo de Trabajo que ejerce presión para lograr que la Administración regional pueda resarcirles del daño que el cierre de sus establecimientos está provocando en el sector.

Con la formación de este grupo de trabajo se abandonó la estrategia de protesta para mostrar una actitud colaborativa. De este modo, hoy se ha celebrado la segunda de las reuniones, vía telemática con cuatro miembros del Ejecutivo riojano a los que les han trasladado las demandas económicas del sector.

 

En la reunión han participado por parte de la hostelería representantes de  todos los sectores hosteleros (hoteles, restaurantes, cafeterías, bares, eventos y banquetes y ocio nocturno): Demetrio Domínguez, Francis Paniego, Francisco Martínez-Bergés, Fernando Elías, Ventura Martínez y Víctor Manuel Riarte Canga.

Por parte del Gobierno de La Rioja han intervenido: Ignacio Arreche, director general de Empleo, Diálogo Social y Relaciones Laborales; Fernando San José, director de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER); Rubén Vinagre, subdirector de Coordinación Sociosanitaria y Cuidados, y Eduardo Cordón, asesor de la Oficina de la Presidenta.

Una de las demandas realizadas por la hostelería durante la pandemia ha sido la creación de un Plan de Rescate COVID-19 , un plan que «ya está en tramitación y ofrecerá ayudas por cierre total de los establecimientos y por reducción de facturación, además de ayudas de apoyo a la financiación”, según informa en una nota de prensa el Grupo de Trabajo.

Este Plan de Rescate ha sido valorado de forma «muy positiva”  por el grupo, que no obstante, reclama a la Administración “celeridad a la hora de resolver los trámites y el ingreso de las ayudas que para muchos son urgentes y muy necesarias”.

Asismimo explican que en la reunión han puesto sobre la mesa «peticiones concretas relativas a los costes laborales, a los autónomos, a la liquidez de las empresas, los alquileres y a los impuestos, además de una solicitud expresa de medidas con las que entendemos el Gobierno de La Rioja puede ayudar a toda la familia de la hostelería, siempre comprendiendo la gravedad de la emergencia sanitaria que vivimos”.

Como ya anunciara en su día el Gobierno regional, los establecimientos de Logroño y de Arnedo que han tenido que cerrar totalmente por el decreto del Gobierno regional podrán tramitar  ERTE de impedimento, salvo aquellos que decidan abrir para el servicio a domicilio. En ese caso, los que abren para ese servicio se podrían acoger a ERTE por limitación, «siempre con la debida comunicación a la autoridad para que se tramiten las exoneraciones y ayudas como corresponda”, aclara el Grupo de Trabajo.

En el resto de la región, salvo que la situación cambie, los ERTE en el sector podrán ser por limitación de la actividad. En ambos casos, debe haber una relación directa entre la disposición o restricción aplicada y la actividad que se realice, según nos han aclarado desde el Gobierno”.

Sobre las ayudas, los hosteleros destacan que la ADER ha expresado su compromiso de pagar las ya comprometidas del Plan de Reactivación Económica antes del 15 de enero de 2021.

 

La Hostelería Riojana ha recordado que esta interlocución con el Gobierno tiene como objetivo “mantener el equilibrio los intereses sanitarios, sociales y económicos de La Rioja y a la vez evitar conflictividad innecesaria explicando la situación y las demandas de una forma clara y justificada. El diálogo es el único camino”.

Las negociaciones continuarán en los próximos días con el objetivo de «avanzar en la construcción de un plan de ayudas y un plan de desescalada para que el sector salga lo menos dañado posible de esta situación de emergencia sanitaria que ha obligado a paralizar su actividad de manera total en Logroño y Arnedo y de facto en el resto de la región».

Los hosteleros han insistido en que el Ejecutivo debe considerar «todas las peculiaridades de un sector diverso y con muchas realidades».

 

CLASES PARTICULARES BANNER