Las oficinas municipales de la calle Teatro ya tienen nueva climatización

Con la instalación de placas fovoltaicas se ha conseguido una calificación energética de nivel "A", la más eficiente a nivel de emisiones y de "B" en el consumo energético con reducciones de ambos parámetros cercanas al 60%

placas solares climatizacion oficinas municipales
Placas solares fotovoltaicas en el tejado de las oficinas de la calle Teatro para surtir de electricidad a su sistema de climatización

La Junta de Gobierno Local (JGL) recibió ayer las obras de renovación de la climatización del edificio de oficinas municipales situado en la calle Teatro, 2.

Estas obras han supuesto una inversión de 120.347,99 euros y al formar parte de la EDUSI “Calahorra, dos milenios de futuro” son susceptibles de ser cofinanciadas al 50 % por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en el marco del Programa Operativo Plurirregional de España (POPE) 2014-2020.

Las obras han consistido en la renovación completa de la instalación de climatización mediante la instalación de una bomba de calor aerotérmica y de placas fotovoltaicas de autoconsumo.

Tras la finalización de las obras, la instalación ha sido sometida a una auditoría energética que ha tenido un resultado muy satisfactorio, pues se ha obtenido una calificación de nivel «A» en cuanto al nivel de emisiones de CO2 y una calificación «B» en cuanto al nivel de consumo energético. Cabe destacar que en la calificación energética previa al inicio de las obras se partía de niveles C en emisiones y D en consumo energético.

Concretamente, se ha pasado de unos niveles estimados de consumo energético de 248,7 kw h/m2 anuales a 109 kw h/m2 lo que supone una reducción del 56,5 %.

En los parámetros de emisiones se han pasado de unas emisiones de 42,8 kg CO2/m2 año a 18 kg CO2/m2 año, es decir, una reducción del 58,1%.

Esta instalación de climatización llevaba estropeada más de 10 años generando malas condiciones de trabajo, por lo que su arreglo ha sido largamente demandado por los empleados públicos que antes debían utilizar estufas o calentadores y aparatos portátiles de aire acondicionado que generaban un elevado consumo energético adicional y que, aun así, no conseguía temperaturas adecuadas para el trabajo.

BANNER ACREDITACIONES