Tres sindicatos agrarios piden una reunión urgente con Concha Andreu para tratar sobre los daños de la fauna a la agricultura y ganadería

jabalís
Tres ejemplares de jabalí en una finca agrícola de Calahorra

ARAG‐ASAJA, UPA Rioja y UAGR‐COAG se han unido para solicitar una reunión urgente con la presidente del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, «ante la ausencia de medidas para solucionar el grave problema de los daños por fauna silvestre«.

Estos sindicatos agrarios hablan de «pasividad» por parte de la Consejería de Sostenibilidad y Transición Ecológica «ante los daños causados por fauna silvestre en cultivos y ganado» y toman esta iniciativa «tras haber fracasado la interlocución con los titulares de la Consejería de Sostenibilidad y Transición Ecológica, que no han atendido las reclamaciones de los agricultores y ganaderos y además han adoptado decisiones que han perjudicado enormemente al sector. En concreto, las Organizaciones Profesionales Agrarias se refieren a las restricciones a la caza durante la pandemia y a facilitar con su decisivo voto la prohibición de la caza del lobo«.

Las Organizaciones Profesionales Agrarias riojanas aseguran que los daños son «imparables e inasumibles ya para el sector primario» y emplazan a la presidenta a convocarles antes del próximo 18 de junio, dada la gravedad y urgencia de la situación.

A la solicitud de reunión, los representantes de los agricultores y ganaderos riojanos adjuntan un escrito con sus principales propuestas sobre este asunto, «documento que fue presentado en su momento a las Consejerías de Agricultura y de Sostenibilidad y Transición Ecológica, pero cuyas principales y urgentes medidas no han sido tenidas en cuenta».

CIFRAS CONCRETAS DE DAÑOS

Una nota de prensa remitida recientemente por ARAG-ASAJA se refería a  siniestros comunicados a Agroseguro según los cuales, sólo este año los agricultores han dado parte de siniestro por daños de fauna silvestre en 571,57 hectáreas de viñedo, 325,21 hectáreas de cereales y forrajeros y 20,4 hectáreas de hortalizas de invierno.

Esta OPA advierte que los daños reales sobre el campo son notablemente mayores al haber muchas tierras de cultivo que no cuentan con póliza y que, además, los partes recogen no recogen daños superiores al 20% porque es lo único que cubre el seguro agrario”.

Las organizaciones agrarias y ganaderas insisten en que «si no se atiende sus demandas –que pasan porque la Consejería de Sostenibilidad adopte medidas excepcionales para el control de la fauna silvestre– en las próximas fechas habrá movilizaciones”.