La UAGR pide reducciones en la declaración de la renta para los agricultores afectados por el ‘annus horribilis’

campos helados
Campos helados en el término de San Lázaro Foto: Antonio Sola

El año 2020 ha sido un “annus horribilis” para los agricultores. Muchos de ellos han sufrido en sus campos las inclemencias meteorológicas o problemas de comercialización de sus productos a causa de la pandemia. Por eso, la Unión de Agricultores y Ganaderos solicita una reducción en la declaración de la renta para los sectores agrarios afectados y ha enviado un informe a la Consejería de Agricultura que recoge todas las dificultades que atravesó el sector durante el año pasado. El informe también será presentado al Ministerio a través de COAG, con el fin de justificar una reducción de módulos para el sector agrario de cara a la próxima declaración de la renta.

En dicho documento se expone que la pandemia ha provocado la disminución de ventas y de precios en lmayor parte de los sectores afectados, así como el aumento de los costes de producción. Por estos motivos, la Unión propone una reducción del rendimiento económico neto para los sectoreagrarios riojanos especialmente afectados por los problemas de comercialización en 2020:

–       Reduccn a la mitad del índice de rendimiento neto para la uva en toda la DOCa Rioja.

–       Rebaja también del 50% del índice de rendimiento neto en el caso de transformación del vino para todos los pequos elaboradores de vino de la DOCa Rioja. 

–       La ganadea también ha resultado muy afectada por la crisis sanitaria en el agro riojano, por lo que se solicita reducción del índice de rendimiento para ovino-caprino, vacuno de leche, vacuno de carne, sector cunícola y apicultura.

Además de todo lo anterior, la Unión de Agricultores señala que durante el 2020 también se haproducido una alta siniestralidad por granizo en cultivos de viñedo, frutales, remolacha, patata, alubia verde y guisante verde, viéndose reducido el rendimiento económico de estas produccionesagrarias en muchos municipios. También se sufrieron daños por inundaciones en regadíos y cultivos de varios pueblos de Rioja Baja.

Por último, la Unión destaca como excepcional en este año el incremento de los daños por fauna silvestre a cultivos y ganado, provocado en parte por las limitaciones sufridas en la actividad cinetica.